Ciudades de Alaska, 5 más importante

Alaska es el estado más grande de EE. UU. Está dividida en 13 regiones y cuenta con 3 husos horarios. Está situada en el noroeste de Norteamérica y limita con los territorios canadienses de Yukón y de la Columbia Británica. A pesar de su gran extensión, cuenta con poco más de 700 000 habitantes, el puesto 47 dentro de los estados de la Unión. Las ciudades de Alaska, incluso las más pobladas, son bastante pequeñas, y se encuentran enmarcadas en los maravillosos parajes naturales de este rincón del mundo.

Su terreno montañoso y accidentado y su duro clima son las principales causas de su baja densidad de población, por lo que es destino turístico favorito entre quienes buscan tranquilidad, paz y tener siempre a mano unos espacios naturales salvajes y vírgenes. Un auténtico refugio en el que poder olvidarnos, en cuanto sea posible, de la pesadilla que ha supuesto para todos nosotros la pandemia de COVID-19.

En este post vamos a mostrarte las ciudades importantes de Alaska, llenas de puntos de interés y que pueden servirte de campamento base para adentrarte en la maravillosa naturaleza alasqueña.

Anchorage

La más poblada entre las principales ciudades de Alaska. Con un número de habitantes que ronda los 300 000, lo que supone alrededor del 40 % de la población del estado norteamericano, está situada en una península de la zona sur-central alasqueña.

Anchorage cuenta con numerosos centros culturales, entre los que destaca el Centro del Patrimonio Nativo de Alaska, con exposiciones de artesanías tradicionales, réplicas de moradas de tribus indígenas de la región y danzas.

La ciudad es también una importante vía de acceso a cercanas áreas naturales como Talkeetna, Kenai y Chugarch.

Fairbanks

La segunda entre las ciudades de Alaska por población, con unos 100 000 habitantes. Fairbanks es muy conocida por ser uno de los mejores lugares del mundo para observar auroras boreales y por sus carreras de trineos de perros.

Fairbanks es una ciudad muy animada en la que se puede realizar un gran número de actividades, desde el shopping en sus muchos puestos de artesanía, en los que puedes comprar joyas, manualidades, textiles, pinturas o cerámicas realizadas por nativos alasqueños, hasta deportes como el rafting, la navegación en kayak, pesca, golf, motonieve y el esquí.

Fairbanks es también un excelente lugar para darte unos buenos baños termales y para avistar fauna salvaje.

Juneau

Capital de Alaska, cuenta con alrededor de 32 000 habitantes, aunque su población es muy fluctuante debido a que es un importante centro receptor de cruceros. Su ubicación es muy particular, tan incrustada en plena naturaleza que no tiene acceso por carretera, siendo solo posible ir a Juneau en hidroavión o en barco.

Uno de los lugares más populares de Juneau es el monte Roberts, de 550 metros de altitud, y al que se accede en teleférico. Allí es posible admirar la flora de la región a través de su gran red de senderos. También hay unas espectaculares panorámicas del Canal Gastineau.

Los aficionados a la ornitología no pueden dejar de visitar el Juneau Raptor Center, que está dedicado a aves autóctonas.

Sitka

Situada en el estrecho de Sitka y rodeada de numerosas islas boscosas, esta pequeña ciudad de poco más de 8000 habitantes está marcada por su herencia rusa, entre la que destaca la catedral ortodoxa de Saint Michael.

Son muchas las excursiones que puedes realizar, como la colina Castle, la tumba de la princesa Maksutov, la casa del obispo ruso y el Fortín Ruso.

En el centro de la población hay diversas tiendas de souvenirs y galerías de arte. En verano se celebra un importante festival de música.

Otros lugares interesantes de Sitka es el Centennial Hall, el Parque Histórico Nacional, el Museo Sheldon Jackson y el Bosque Nacional Tongass.

Ketchikan

Quinta ciudad más poblada de Alaska, es la más antigua del estado, habiendo sido fundada en el año 1900.

Situada frente al Pasaje Interior, destaca por el gran número de tótems amerindios que son exhibidos en toda la ciudad.

Muy cerca de la ciudad está Misty Fiords, un agreste paraje de origen glaciar con cascadas, montañas nevadas y ríos llenos de salmones. La fauna de la zona está compuesta, entre otras especies, por águilas americanas, pigargos cabeciblancos, lobos y osos negros.

 

Las ciudades de Alaska son pequeñas, pero están llenas de vida y de interesantes actividades que hacer, además de estar rodeadas de los impresionantes paisajes propios de este estado. Una apuesta segura para unas vacaciones a un paso de la naturaleza más virgen y salvaje.

Puedes encontrar más viajes especializados por el continente americano en www.americatours.es