Descubre Kenai recorriendo sus parques naturales y fiordos

KenaiKenai es un pueblo perteneciente al estado de Alaska, situado en el Borough de península de Kenai, a orillas de la ensenada de Cook. Está rodeado de una exuberante vida silvestre y de un espectacular paisaje, con unas vistas sobrecogedoras a la cordillera de Alaska.

Qué debes saber acerca de Kenai, Alaska

Kenai es uno de los asentamientos de mayor antigüedad de Alaska, debido especialmente a la abundancia de salmones en el río Kenai. Fueron los rusos los primeros colonos en asentarse en la zona, a mediados del siglo XVIII, fundando un puesto comercial fortificado, Saint Nicholas Fort, que albergó la primera iglesia ortodoxa rusa en Alaska.

En el siglo XIX, Kenai fue lugar de peregrinaje para los cazafortunas que inundaron Alaska durante la fiebre del oro.

En 1957 se descubrió un importante yacimiento de petróleo en el río Swanson, a unas 20 millas de Kenai, convirtiéndose los alrededores de este pueblo de Alaska en una importante zona de concentración de infraestructura petrolera hasta el día de hoy.

A pesar de esta actividad industrial, el río Kenai no se ha visto afectado, siendo considerado uno de los más importantes ríos de pesca deportiva de todo el mundo.

Qué ver y qué hacer en Kenai

El paisaje de la península de Kenai parece sacada de una de las novelas de Jack London. Tierra de los indios tanaina, de buscadores de oro, de tramperos y exploradores, sus montañas y bosques invitan a la aventura.

Lo salvaje de su naturaleza toma forma en su fauna. En sus bosques habitan el caribú, el alce, el oso negro y el legendario oso grizzly, mientras que en sus costas se pueden ver leones marinos, orcas y ballenas jorobadas.

La península de Kenai

La península de Kenai se adentra 240 kilómetros en el océano Pacífico, aislada por el este por la bahía de Prince William y por el oeste por la ensenada de Cook. Está envuelta en buena parte por el Chugach National Forest, con un precioso tapiz de pícea y abeto.

Parque Nacional de los Fiordos de Kenai, Alaska

Situado en la parte oriental de la península de Kenai, es uno de los lugares más bellos de Alaska.

Con una extensión de casi 2500 kilómetros cuadrados, los fiordos de Kenai se caracterizan por sus costas, sus islas selváticas y sus bosques vírgenes.

El Parque Nacional está dividido en tres zonas: los glaciares de marea, el Harding Icefield y el glaciar Exit.

Una de las mejores formas de conocer esta impresionante reserva natural es reservar pasaje en un crucero por el Parque Nacional de los fiordos de Kenai, una de la mejores experiencias que puede vivir cualquier amante de la naturaleza y de la vida salvaje.

 

Alaska es un estado lleno de paisajes que no puedes perderte. Otros lugares que tienes que visitar cuando viajes a Kenai son la Costa de los Glaciares, donde podrás observar en ballenas en libertad, leones marinos, águilas calvas y simpáticos frailecillos, y el Parque Estatal de Lowell Point, donde podrás hacer excursiones en kayak, entre otras muchas actividades.