Descubre Fairbanks

Cuando pises el suelo de Fairbanks, Alaska, la sensación de estar en el fin de la Tierra será solo el comienzo. Conocida desde hace mucho tiempo como la “Tierra del sol de medianoche”, este paraíso tiene temperaturas bajas durante todo el año.

Por lo tanto, ponte tu gorro y guantes porque muchas aventuras te esperan en “última frontera” (además de la aurora boreal). A continuación, te mostramos algunas de las mejores actividades para los viajeros aventureros y aquellos con intereses culturales.

Bajas temperaturas, fiebre del oro

La historia de Fairbanks se basa en el oro. Esta ciudad, fundada a principios del siglo XX, se construyó principalmente durante el apogeo de la fiebre del oro, por lo que el lavado de oro es una actividad muy popular entre los viajeros y, de esta manera, comenzó GOLD DAUGHTERS.

GOLD DAUGHTERS fue creado por las hermanas Jordan e Ilaura Reeves; allí, les enseñan a sus invitados la esencia del lavado de oro y los invitan a formar parte de la historia viva de esta ciudad de Alaska. ¿Cuál es la mejor parte? Lo que encuentras, te lo quedas. “En el momento en que encuentras oro, sientes una gran felicidad. Es como escalar una montaña y tener una vista diferente. Únicamente sientes esa descarga de adrenalina”, comenta Ilaura. Ven a compartir la sensación que tuvieron las primeras personas que, literalmente, encontraron oro, en este maravilloso terreno silvestre y aprende a lavar oro con los mejores.

Todas las luces a través de un lente diferente

Durante mucho tiempo, los viajeros han incluido “ver la aurora boreal” en su lista de actividades por hacer. Si bien no hay garantías de que puedas presenciar el espectáculo de las “Luces del norte”, Fairbanks (que se sitúa en el cinturón de la aurora en el interior de Alaska) es uno de los pocos lugares del mundo en donde podrías apostar que realmente lo harás.

El fotógrafo alemán “adoptado” por los lugareños, Frank Stelges, quiere mostrarte la obra maestra de la magnetósfera a través de un lente diferente. Completamente conmovido por la magia y el misterio de Alaska, específicamente durante un viaje de 43 000 kilómetros en motocicleta, Stelges desplazó su vida y se trasladó a la “Última frontera” definitivamente. En el 2016, él y su esposa Miriam fundaron AURORA BEAR, una empresa en la que ofrecen recorridos y clases de fotografía nocturna y de la aurora. Toma tu cámara (o alquila una) y deja que los Stelges te guíen para capturar la belleza del paisaje y la vida silvestre de Alaska y, si tienes suerte, el fenómeno de la aurora boreal. Después de todo, una imagen vale más que mil palabras.