8 curiosidades sobre el Whittier (Alaska) y su famoso edificio

Whittier Alaska

Foto: Enrico Blasutto, Wikimedia Commons

Whittier, Alaska, está situado en el área censal de Valdez-Cordova, y cuenta con una población de poco más de 200 personas, unas 4 personas por kilómetro cuadrado. Es uno de los pueblos más pintorescos de Alaska por el hecho de que la mayoría de sus habitantes viven en el mismo edificio, por lo que es conocida como “La ciudad bajo el mismo techo”.

En este post vamos a mostrarte algunas curiosidades de esta singular población.

Curiosidades de Whittier, Alaska

A pesar de su pequeño tamaño y escasa población, Whittier está lleno de curiosidades y anécdotas.

1. El edificio de Whittier, Alaska

Whittier cuenta con una cuantas construcciones dentro de sus límites, aunque alrededor del 75 % de sus habitantes están acomodados en su edificio principal, que recibe el nombre de Begich Towers.

2. Historia del Begich Towers

El Begich Towers fue construido al finalizar la Segunda Guerra Mundial con el objeto de ser una base militar en el marco de la Guerra Fría. Sin embargo, el edificio fue abandonado por los militares 7 años después de su construcción por lo remoto de su emplazamiento.

A pesar de que el abandono del lugar por los soldados provocó una importante fuga poblacional, algunos decidieron quedarse a vivir allí, ocupando el edificio. En la actualidad, el 75 % de la población de Whittier vive en el Begich Towers.

3. Servicios del edificio de Whittier, Alaska

El principal edificio de Whittier, Alaska, está ubicado en el centro de esta original ciudad, y no solo sirve como residencia habitual para la mayoría de sus habitantes, también cuenta con un pequeño almacén, una lavandería, un hospedaje, la oficina de correos, un centro médico, el departamento de policía y las oficinas municipales.

Indudablemente, los habitantes de Whittier no tienen que gastar mucho dinero en desplazamientos en busca de servicios.

4. Otros edificios de Whittier, Alaska

El Begich Tower no es el único edificio de la ciudad. Su paisaje urbano cuenta también con un restaurante, un bar, una posada y un gimnasio militar, que curiosamente funciona como almacén de barcos.

5. El túnel de Whittier, Alaska

El túnel de Whittier fue construido en el año 1943, cuenta con una longitud de 2,5 kilómetros y es uno de los elementos urbanos que más llaman la atención en este pueblo de Alaska. Es uno de los túneles de carretera más largos de América del Norte.

Cruza la montaña Maynard y cuenta con una única vía. Por el túnel transitan vehículos, trenes y personas, aunque inicialmente su uso fuera únicamente ferroviario.

El túnel de Whittier es el único camino de entrada y salida al pueblo por vía terrestre, y el tráfico es dirigido por un sistema computacional.

6. Los habitantes de Whittier, Alaska

La mayor parte de los habitantes de Whittier son funcionarios que trabajan para el mantenimiento de la propia ciudad, y sea en el ferrocarril, en la supervisión del túnel, el mantenimiento de edificios, la limpieza de nieve y diferentes trabajos que permiten seguir en funcionamiento a esta remota población de Alaska.

7. El turismo en Whittier, Alaska

A pesar de su apartada ubicación y de no contar, en apariencia, con excesivos atractivos, Whittier recibe cada año a centenares de turistas, atraídos por su peculiar historia y forma de vida, además de por su espectacular entorno natural.

8. Un pueblo solidario

Llama la atención en este pueblo las sólidas relaciones sociales y afectivas de sus pobladores, cuidando cada habitante de su vecino como si fuera parte de su familia.

Un ejemplo paradigmático de ese sentimiento unitario que se respira en Whittier es el de una mujer que se fue a vivir al pueblo huyendo de su marido maltratador, y nada más instalarse solicitó que este no pudiera tener acceso al casco urbano a través del túnel, petición que le fue concedida.

 

Visitar el pueblo de Whittier en Alaska es una de las más curiosas experiencias que puedes vivir en el estado norteamericano, un chute de optimismo por ver que la convivencia comunitaria aún puede ser amistosa y solidaria.